Moleengendro. (Dedicado al edificio mole que sustituyó en mi ciudad Almería a la obra curiosa y única del Toblerone)

Dormidos en el lenguaje como analco 

Rescindido su contrato con el puente

Escondidos bajo las sábanas cuando te desmontan un Toblerone

Para erigir la sombra sobre un parque del moleengendro

solicitas y enmarcas el abismo

Acaricias a Morfeo como un anaquel de vacuos

Dinero embolsado en los cementocara

Enjambre construido sin remisión

Aquella contracción única del paisaje

El sentido de la nada es un tiempo absurdo

Contemplando lo aberrante que nos merecemos

Políticos desdiciéndose en su perdida de razón

Como una especie de espejismo de dolor agudo

Allí dos torres del horrendo estigio

No nos hemos muerto aunque lo parezca

La cabeza contra el muro no nos salvará

Haber escrito este poema no me salvará.

3 respuestas a “Moleengendro. (Dedicado al edificio mole que sustituyó en mi ciudad Almería a la obra curiosa y única del Toblerone)”

A %d blogueros les gusta esto: