Sin el tiempo

Sin el tiempo

Sin el tiempo me he conformado

hasta ahora he recogido pétalos

luces que dejaron aquellas poetas

abanicos que relucen en la sornas,

no encuentro la edad necesaria

para emanciparme de la imaginación,

me siento niño, niña, sin esperas

jugando en la puerta de la escuela

en los pasillos de mi casa, solo, sola

riendo por la posibilidad infinita

temiendo a la mano negra de la oscuridad

no sabiendo que caen las hojas del calendario

sobre las losas frías y húmedas de caldo

de la cocina, todavía huyendo de la realidad

con la mentalidad perdida en los ensueños,

terriblemente arropado por mi soledad

y esperando, agazapado, sin el tiempo.

2 respuestas a “Sin el tiempo”

A %d blogueros les gusta esto: