Escuchar, es oír mil veces lo mismo.

Escuchar, es oír mil veces lo mismo.

El día que no reflexione sobre tu nombre

habré perdido la noción ubicua 

el sentimiento social que me vence

el pecado que surte el efecto antagonista,

el piso confinado en la paz

de libros desnudados

por ojos lascivos 

hasta saber lo que no saben,

Aquello tan repetido es silencio

una cuenta atrás hacia el final eterno,

una sola palabra basta

para convertirlo en cierto.

3 respuestas a “Escuchar, es oír mil veces lo mismo.”

A %d blogueros les gusta esto: