Esta catástrofe nos enseña, que no se actuará ante el cambio climático hasta que no sea tarde.

Esta época me llora, me trae dolor, me espanta, me detiene

no consigo encontrar a mis niños entre la catástrofe,

me duele, me conmueve, me aleja del abrazo y la fe

no consigo encontrar a mis niños entre la catástrofe,

y lo único que esta época sabe fervorosamente formar

son castillos de barro con las drogas, la fiesta, la infantilidad 

no consigo encontrar a mis niños entre la catástrofe,

y los quejidos retumban, vuelven, se van, se quedan

flotando, mi estómago, mi piel, se revelan contra, ¡no saben! 

A %d blogueros les gusta esto: