Esta vez no fue

Te sentí desfallecer en la noche de penumbra
como un acordeón rajado al que se le escapa
el aire necesario para delirar en la sombra blanca,
y como ruin, como mortal con la mochila de miedo
temí ser el último aliento dentro de un espejo parvo,
sudé la fiebre y detrás entre el vapor y la bruma
te sentí morir muerte, y no, sé, es una prórroga.

2 respuestas a “Esta vez no fue”

A %d blogueros les gusta esto: