Cuánto dice una mirada

 

 

¿Cuánto desasosiego en la cascada de mi ojo

se ha desecado por la intolerancia?

Sería la retina la que contase con sus palabras

cardinales la calidad de un buen reflejo.

Podría el iris abarcar con sus brazos

el orbe nervioso de una niña oscura

como una confusión de estrellas derramadas.

Debería mi eterno pensamiento

escuchar con los parpados abiertos

para sentirse perdido oteando al infinito.

Escaparía para soltar los gritos

las palabras confusas

los diálogos contra paredes

y encontrar una mirada comprendiendo

junto a unos pasos acompañando.

Cuántas palabras he dicho

para ensalzar la presencia de un ojo

y qué pocas para entenderlo.

A %d blogueros les gusta esto: