¿Se puede comer carne respetando en vida a quien te vas a comer? Espero que sí.

Dejar abandonado al justo

al que pregona aquella verdad

que los científicos comprobaron

es de política de primer grado

demagogia e ignominia,

no se puede esperar menor oprobio

de quien gobierna con inexactitud

amarrado al poder verdadero,

es así esta realidad, triste, alucinógena

en la que las personas vegetan consumiendo

aquello que los mata, aquello que mata, 

aquello que no es justo, aquello que no piensan,

pero siempre voluntarios para besar los pies de quien los pisotea.

4 respuestas a “¿Se puede comer carne respetando en vida a quien te vas a comer? Espero que sí.”

A %d blogueros les gusta esto: