Trabajad en silencio

Con el ruido de la extremidad, la algarada

hablan los representantes de los vacíos

aquellos que nos consienten las palabras

nada objetan a la demanda

solo niegan, no de frente, resultados,

le dan vueltas y vueltas, son remolinos

que levantan papeles escritos, ideas aceptadas

que se desperdician como virutas doblegadas,

sus voces flotantes crascitan

límites indeterminados que tienden a cero,

entre galimatías y trapatiesta nosotros accedemos

entramos en su juego, los alimentamos regurgitando

añoranza, quimera, esperanza, anhelo, suspiro, lamento, vergüenza, orfandad, límite, tormento, hastío, chaparrón, destemplanza, asco, desaliento, abulia…

¡Callad y construir, 

trabajad en silencio

estamos hartos

somos personas

no altavoces

no seguidores

queremos resultados!

A %d blogueros les gusta esto: