Por los trabajadores-as, que son los que nos proporcionan el pan.

El coronavirus puede ser una nueva oportunidad para decidir qué mundo queremos. El coronavirus no ha revelado la fragilidad de la economía, ha mostrado con absoluta frialdad la dependencia que tiene a los cuerpos que explota. Los que levantan eso que llamamos países son precisamente aquellos que menos sueldos tienen, cómo las cajeras y cajeros de supermercado, reponedores-as, repartidores-as camioneros-as, trabajadores, trabajadoras del campo…, a los que obligamos hoy a que expongan su salud por nosotros. Tampoco debemos olvidar a los trabajadores-as de la sanidad pública al pie del cañón, levantando al país todos los días del año, ahora muchísimo más. Y las cuidadoras luchando a brazo partido con todas las dificultades añadidas, físicas y psicológicas que esta crisis global añade. Sería difícil enumerar a todos. Son la fuerza que levanta la economía.
Yo propongo, desde mi humilde opinión, que exista un día, que igual que desfilan las fuerzas armadas, que tienen todo su derecho, también haya un día, en el que desfilen y se honre a todos esos trabajadores-as que ofrecen gran parte de su tiempo y vida por levantar la economía de este país.

Una respuesta a “Por los trabajadores-as, que son los que nos proporcionan el pan.”

A %d blogueros les gusta esto: