Inventando una cultura x. Ni la tendremos nunca. Ni sabremos que construir con la nacionalidad. (x: póngase la nacionalidad que uno quiera)

Construir la verdad es tan patético
y al mismo tiempo siempre tan doloroso,
la duda edifica con amplio sentido
de la estética, lugares que se derrumban
pero que pueden construirse entre todos,
y vivirlos con los peligros propios de cualquier existencia,
la verdad es tan exclusiva que solo la invisten unos
eleva construcciones que solo habitan los elegidos
macizas, castillos defendidos con la violencia
que arma con infinitos odios las manos vacías,

desinventar ese monopolio
creando la libertad que produce
la aceptación de la diversidad,

nos sorprenderán las dudas
ellas nos construirán por dentro
seremos seressuma de millares de piezas.

A %d blogueros les gusta esto: