La profesionalidad de la injusticia

Lo único que poseemos es este instante
ahora que escribo y grito que la injusticia
es una profesional, ni el futuro, ni el pasado
pueden contra ella, somos unos aficionados
acariciándoles las espaldas al miedo,
miento, siquiera este instante,
también se escapa, los sentimientos
los recuerdos se agolpan en una soga,
parecen disolverse con el grito, con el sollozo
con la ansiedad que recorre fibra a fibra
cuanto observamos,
el mundo es líquido
flotamos y nos dejamos arrastrar por cosas
ellas son afluente imperfectos de la mar océana
que brillará hacia el horizonte muda
con aquellos tintineantes rayos del sol
mandados a jugar con su piel lechosa,
y después están
nuestras plegarias, nuestros diálogos
con dios, con los astros,
imaginemos lo que imaginemos
las almas allí tan lejanas se alejan,
desengañémonos
no encontraremos consuelo porque no existe
el mundo es injusto por naturaleza
es su profesión y nosotros un chisme.

2 respuestas a “La profesionalidad de la injusticia”

A %d blogueros les gusta esto: