El agua estuvo siempre.

El agua estuvo siempre.

 

 

No se escucha al que nació

debajo de un puente

ni al que muere flotando,

entre los dos una existencia

que se deshizo callada

delgada de historia,

 

el llanto de silencio brota

de manantial de verja

de escondrijo de luna nueva

de barca de manos naufragas,

el llanto de ojos no importa

es agua y el agua estuvo siempre.

A %d blogueros les gusta esto: