Siembra puertas y te asfixiaran.

 

 

Risa de almorta

debilitas el sosiego

y al andariego que manso

evita cojear

al suelo raso,

perenne acabas cayendo

calle abajo con las ruedas ciertas

y el extraño fenómeno

que no era enfermedad,

si no hambres por la luna,

volverás sin mediar caminos

a orinar en esquinas iluminadas

y a esconder tu pudor en las oscurecidas,

 

no sé lo que me digo

ríe la almorta

y confundo lo blanco

lo albergo como negro

al que entra

con el que se marcha

y al miedo

con la hospitalidad,

 

echaré culpa a la locura

a Europa y a su soledad

reiré como hombre bárbaro

que se nutre de nacionalidad,

las murallas vergüenza

matan puertas sin dinero,

a quien cruzó el mundo

y a punto  de besar suelo

lo aplasta contra su mejilla

la piel marcada de alambrada,

 

risa de almorta

si la malevolencia es mala

más es no mirar.

 

A %d blogueros les gusta esto: