Soy de esta especie, entre pestañeo y pestañeo atranco los ojos.

Soy de esta especie, entre pestañeo y pestañeo atranco los ojos.

 

 

Miro hacia otro lado

esa es mi tendencia

tan humana como la voz

que retumba alta

que tuerce la esquina

que no explica,

más que hacer vibrar al viento

sonreír al gran sol vivo

y secar las evidencias

junto a una sábana recién lavada.

 

A %d blogueros les gusta esto: