¿Cuántas horas llevas aquí?

¿Cuántas horas llevas aquí?

 

En este soportal nací,

 

dijeron: no olviden

sus objetos personales,

 

lloré por primera vez

en aquella columna

y aunque tardé más

reí sentado en este bordillo

del que no me desapego,

 

no dijeron que olvidaran

sus objetos no personales,

 

y como si no hubiese sido

nunca niño, me detuve aquí

en esta plaza de barrotes,

tumbado solo veo bombillas,

las estrellas se borran

en cuanto la artificialidad ilumina

de amarillo a cuanto alcanza

 

preguntaron: cuánto falta,

 

mi risa se contagia del llanto

y viceversa, es un anillo

en la garganta que me ahoga,

 

todavía preguntan: ¿Cuánta horas llevo aquí?

A %d blogueros les gusta esto: