La injusticia suena a nueva

Es plena noche de sendero sucio

escucho por agitado ya absorto

al que vende armas abrazándolas 

esgrimiendo la sonrisa del matador

vendiendo el empíreo, su calma 

qué pronto se empantanará

ante el proclamado nuestro bando,

es difícil escribir cuando llueve

me pesa la sombra que endurece el barro

el dinero nuestro 

es llevado ante el dios de la guerra

el dinero nuestro

es robado para la causa necesaria,

el discurso gana como lo hacen las balas

agujereando la luz, el aire, el cielo

el viento, el agua, la voz, la palabra,

imposible no sentir al verdugo

al hombre que se encabrita explicando

la guerra justa, la guerra necesaria

la guerra punitiva, la guerra preventiva

la legítima defensa, la respuesta del talión,

no es más que inventar palabras

para que la injusticia suene nueva.

Una respuesta a “La injusticia suena a nueva”

A %d blogueros les gusta esto: