Ansiedad

Ansiedad, doblegante de la placidez sincronizada del universo
amenazante Damocles, cambiaste la espada por la bruma
desplegaste bajo la piel tu parafernalia de relámpagos,
para construir la nada más llena de todo que se haya conocido,
no te entiendo a pesar de que yo te construya
con los cascajos de ladrillos de mi autoestima.

A veces pienso que tú soy yo
Otras que te persigo con ahínco
También que tú eres mi sombra
Que somos hermanos univitelinos
Tal vez ese reflejo triste del espejo
Ese ser invisible que soy entre el mundo
Caminante dormido en camino errante,

No sé, me apostaré con mi pose de superman
A escapar de ti, ya sé que tú además sabes volar…

A %d blogueros les gusta esto: