El suelo se hunde

El suelo se hunde

 

 

Si el cielo se cierra

que puedo hacer yo

con mis ojos diminutos

hechos de retazos de brillos

o luces que fueron niñas

y palabras que jamás se juntaron,

 

si la tierra se abre

que puedo hacer yo

sino mullirme en sus terrones

compartir su espejismo

conversar como un niño no nacido

con necesidad de arrullo,

 

si no hay nada por lo que esperar

qué hago aquí quieto

roto en mil pedazos

sin encontrarla

ni acompañarla,

 

si no existen los futuros

construidos de falsa nada

por qué no

fundar arqueología

de la carne,

derretir la vida

en eso que se llama

historia,

y renunciar,

renunciar a la ilusión

que me falsea cada día.

A %d blogueros les gusta esto: